Porque la vida es de los que se atreven.
De los que no se detienen.
De los que enfrentan sus miedos.
De quienes reconocen lo que temen y aún así lo resuelven.
De quienes salen de su zona de confort.
De los que no les importa el “qué dirán”.
De los que viven de verdad.

Vida sólo hay una, el presente es lo único válido y el pasado ya no puede lastimar.

Feliz día para vivir.