El terrorismo es el control de masas por excelencia.

El terrorismo tiene muchas manifestaciones, al fin y al cabo el propósito es generar miedo.

El miedo es la onda de frecuencia vibracional más baja de todas, al sentir miedo se desencadenan una serie de reacciones que hacen el individuo se encarcele dentro de sí mismo, no actúe, no piense inteligente, sujeto a merced de un control superior, totalmente manipulable y moldeable.

El miedo por cualquiera de sus formas sea generado, es lo mismo; no importa si es a través de una película, una broma o hasta enfermedad. En lo más básico del miedo está el temor de perder los instintos más básicos que persigue el ser humano: sentirse amado y seguro.

Especialmente hoy 31 de Octubre, aunque festejes e inocentemente te disfraces por diversión, ayuda a la frecuencia de la tierra a subir su sintonía al amor incondicional.

Hoy que muchas personas amantes de la obscuridad aprovechan la frecuencia del miedo que pulula por doquier, ayuda a contrarrestarlo generando compasión, amor, respeto, buena voluntad.

No permitas que el odio, coraje, envidia ni mucho menos miedo te atrape y caigas en sus entelarañadas redes.
Luisa López

20131031-090902.jpg