Antes de que te falte, llena.
Antes de que lo extrañes, está ahí.
Antes de que lo pierdas, cuida.
Antes de que te culpes, no lo hagas.
Antes de que te arrepientas, fíjate.
Antes de que sea demasiado tarde, hazlo.
Antes de que no haya solución, resuelve.
Antes de que se vaya, retén.
Antes de que se termine, habla.
Antes de que quede inconcluso, cierra.

Siempre es mejor prevenir que lamentar.
Siempre es mejor pedir perdón a tiempo.
Siempre es mejor enfrentar las cosas.

Que no llegue la hora de querer regresar el tiempo cuando ya sea demasiado tarde…

Luisa López

20131129-173011.jpg